20180509_002606

A pesar del enorme espíritu de creatividad que existe en Haití, los emprendedores haitianos carecen de sistemas de apoyo logístico, técnico y financiero y de la red adecuada para sacar a la luz empresas que puedan cambiar el panorama macroeconómico del país en el futuro. La buena noticia es que este mes ha nacido la primera incubadora de empresas en Haití, denominada BANJ, que en el idioma local criollo significa «genio», ubicada en Puerto Príncipe y que ya aloja a dos Startups haitianas.

Xavier Casares, Presidente de Tibidabo Ventures, en calidad de Consultora mandatada por el BID para fortalecer el ecosistema emprendedor haitiano, ha prestado su apoyo al proyecto desde el primer momento y se felicita por haber sido posible la realización de esta iniciativa.

Banj ya está ofreciendo a los emprendedores haitianos servicios de instalaciones, asesoramiento, mentoring, coaching, eventos de aprendizaje y networking, bajo la dirección de Marc Alain Boucicault, emprendedor, fundador y director del Centro.

El proyecto ha contado con el apoyo del Gobierno haitiano, de diferentes instituciones locales, especialmente de la Entidad Financiera Sogebank, y del BID-Banco Interamericano de Desarrollo.

En la foto, Xavier Casares recibido por Marc Alain Boucicault y varios de los emprendedores de la Incubadora.